Lejos de repetir

 

 

Tras el campeonato y lograr mantener el plantel casi en un 100%, Gimnasia se perfilaba como uno de los grandes candidatos al título. Los resultados deportivos estuvieron lejos de repetirse sin embargo no dejó de ser una temporada muy especial para el Verde ya sea desde el honor de transportar su mote de campeón por todo el país y continente como así también en la parte institucional con importantes cambios en la Comisión Directiva.
Antes del inicio de la Liga Mario Rodrigo sorprendió a todos comunicando su intención de dejar la presidencia del Club. “Yo llevaba diez años en mi mandato y la institución necesitaba una renovación ya que diez años de la misma Comisión Directiva era mucho tiempo. Quisimos aprovechar para salir con el campeonato y que eso motive a nueva gente a acercarse”, explicó el propio Mario. 
Mientras se resolvían las cuestiones directivas, el equipo comenzó su defensa del título con un gran triunfo en el partido inaugural ante Boca por 88-82 con 18 puntos de Gabriel Cocha y  sumando dos victorias más de los siguientes tres juegos para ubicarse arriba en la zona Sur.
Fernando Duró tuvo la suerte de poder contar con casi todo el plantel campeón completo, solamente se sumó un pívot extranjero y un conocido como Eloy Martín que recuerda su situación de sumarse al campeón: “Entrar en el grupo no fue difícil ya que los conocía a la mayoría. Para el juego colectivo si tenía que encontrar mi lugar porque yo no tenía las mismas características que Festa y el equipo ya venía afianzado, eso fue lo que más me costó”.
Sobre el pívot encontrar el sustituto de Thornton si que fue un problema para el DT. Ni el propio Damon fue solución y en la temporada desfilaron siete jugadores por su puesto. 
Ese buen andar en la Liga Nacional se vio interrumpido cuando el equipo empezó a afrontar sus compromisos internacionales. La primera salida del país como el campeón de Argentina fue a Barquisimeto, Venezuela, para disputar el Campeonato Sudamericano de Clubes y dejó un saldo negativo ya que además de no poder jugar la final (terminó tercero) perdió a Cocha por un mes debido a una lesión. 
A la vuelta el Verde ya no fue tan eficiente en victorias pero igualmente le alcanzó para finalizar tercero en la Sur con 22 puntos (8-6) y clasificar al Súper 8.  En Neuquén, Gimnasia se fue derrotado en la primera jornada al caer ante Peñarol (ganador del torneo) por 71-58. 
Por esa época de la temporada la novedad más importante se daba en lo institucional ya que Rodrigo concreta su salida y en su lugar sorpresivamente asume Juan Pablo Luque. “Nos acercamos por una invitación de Mario y comenzamos una serie de reuniones para poder definir la nueva Comisión Directiva. Al principio la idea era que se quede Juan Gutiérrez Hauri como Presidente pero no aceptó,  después intentamos diferentes alternativas como Ernesto Dahinten y entre idas y vueltas me terminaron eligiendo a mí”, cuenta Luque sobre su asunción a la presidencia del club.
La nueva dirigencia que asumió a finales de 2006 lamentablemente no se encontró respaldado por los resultados deportivos ya que en el inicio de la Segunda Fase el equipo mostró una baja en su performance y comenzó a ceder terreno en las posiciones. 
 “No encontramos el juego ni la sincronización de la temporada pasada. No es pretexto pero nos costó jugar al mismo tiempo la Liga Nacional, el Sudamericano y la Liga Sudamericana. Es innegable que tuvimos una mala temporada pero es cierto que influyó jugar tantas competencias”,  cuenta el cubano Ruperto Herrera.
Desde el comienzo de la temporada la Liga Sudamericana era una gran motivación, recordando lo hecho seis años atrás. Aunque cuando el equipo comenzó a sufrir la acumulación de juegos, ésta se convirtió en la principal apuesta y los juveniles Santiago Haag (recuperado de la lesión ligamentaria), Nicolás de los Santos, Ignacio Alessio y Matías Subiabre aprovecharon, en diferentes proporciones, para sumar valiosos minutos en la competición local.
El primer paso de la Sudamericana fue el Grupo A realizado en Perú donde se ganó con tranquilidad imponiéndose en los tres juegos ante Alas Peruana (78-48), Cocodrilos (85-73) y Osorno (73-66). 
En cuartos de final volvieron los recordados cruces con los equipos brasileños, aunque en esta ocasión Gimnasia no pasó mayores sobresaltos para dejar afuera a Río Claro ganando el primero en Brasil en el tiempo suplementario por 77-72 (Cocha 26) y liquidando en el Socios Fundadores por 80-70 (Scales 17).
La llama de la Sudamericana recién se terminó de prender en semifinales cuando Gimnasia recibió a Libertad y el Socios Fundadores volvía a vestir un lleno total, solamente faltaba un Thornton que volvió a sorprender al no presentarse a jugar y volverse a Estados Unidos pese a que se encontraba al día en su salario.
“Nos molestó pero siempre pensamos que nadie es imprescindible en el equipo”, cuenta Ruperto aunque el equipo pareció sentir el golpe de arranque al comenzar perdiendo 18-0 y anotar su primer doble recién cuando restaban dos minutos para que termine el primer cuarto. Sin embargo como en el campeonato los golpes potenciaron al equipo y en una remontada histórica Gimnasia metió un parcial de 23-2 para pasar al frente en el segundo cuarto por 23-20. Como siempre Cocha (19) y Moldú (20) llevaron la bandera poniendo el corazón pero también fue muy valioso lo de Alessio en su defensa sobre Robert Battle para que La Magia Verde se termine imponiendo por 70-65.
En este caso la motivación y el amor propio no pudo suplir las falencias físicas y de personal cuando la serie se trasladó a Sunchales. Libertad se impuso en los dos juegos en el Hogar de los Tigres (89-67 y 70-55) y eliminó a Gimnasia de la Sudamericana.
En la Liga Nacional el Verde quedó doce con 53 puntos (12-18) y enfrentó a Regatas en la Recladificación. Los correntinos se quedaron con el primer juego por 75-68, pero en el segundo Duró sorprendió a todos con una inicial que incluía a de los Santos, Subiabre y Alessio. “Fernando nos dijo que le iba a dar descanso a los mayores, que nosotros teníamos  sacar adelante al equipo ese día y que si estábamos ahí por algo era. Además nos pidió que no nos pongamos nerviosos que estábamos para darle un descanso a nuestros compañeros”, recuerda un Subiabre que esa noche jugó su único partido como titular.
Uno de los que más aprovechó el descanso fue Moldú que en 15 minutos anotó 27 puntos con 8-10 en dobles, 1-1 en triples y 8-10 en libres, cuatro asistencias, dos robos y como si fuera poco hizo el doble del triunfo para el 94-92 con que Gimnasia empataba la serie.
Leandro Masieri clavó 10 triples en el tercer punto pero Gimnasia no tuvo una buena noche colectiva ni fino en el cierre para caer en suplementario por 90-84.
Otra vez a remarla de atrás y contra la corriente ya que antes del cuarto juego, Charles Jones se hizo echar del equipo al agredir a Alessio con la justificación de que le había roto una Playstation, aunque todos tenían claro que desde hace un tiempo Charly quería forzar su salida. 
Con un descomunal Moldú que anotó 38 tantos, el Verde  empató la serie al imponerse por 89-79 y forzó un quinto juego. Fiel a su estilo el equipo nunca se entregó y con Cocha (34) como abanderado dio pelea hasta que el físico dijo basta, Regatas tuvo más resto y lo expuso en el cierre para decretar el fin de nuestra temporada de campeones con un 84-72.  
 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

  • Facebook App Icon
  • Instagram App Icon
  • Twitter App Icon

Club Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia, Asoc. Civil. 2017.

Todos los derechos reservados. Saenz Peña 764, Comodoro Rivadavia, Chubut, Argentina.